Brioche con chocolate y naranja confitada

Si os gustan los panes dulces no os podéis perder esta receta: Brioche con chocolate y naranja confitada!! A que suena bien? A nosotras nos encanta la clásica combinación “naranja- chocolate” en todas sus formas. Pero si además va ligada a un pan dulce… entonces es que nos volvemos locas!! Para hacer este brioche hemos usado unas naranjas que hemos confitado nosotras mismas.

Hacerlo es muy sencillo y quedan muy ricas, por no hablar de que resultan más económicas que si las compramos ya hechas 😉

El brioche nos parece perfecto para desayunos y meriendas, ya sea solo acompañando de un buen vaso de leche o en tostadas gruesas untadas con mantequilla de calidad, un vicio vaya. Con estos ingredientes sale un “pedazo” de brioche. Si no lo vais a consumir en un par de días os aconsejamos que lo congeléis en rebanadas, y así cuando lo vayáis a consumir de dais un toque de tostador y listo, calentito estará de vicio. Otra cosa que podéis hacer es reducir la cantidad de ingredientes a la mitad, pero es que ya que estamos puestos a encender el horno y con lo rico que sabemos que saldrá da como pena no? Por supuesto esta misma receta la podéis hacer sin chocolate ni naranja, tan solo el brioche al natural. Y cuando le cojáis el gustillo a probar nuevas variedades 😉 A por la receta chicos!!

Si os animáis a hacer las naranjas confitadas en casa y os salen muchas perfecto!! Os damos dos ideas dulces más para utilizarlas:

 

 Brioche con chocolate y naranja confitada

Autor: Asu

Preparación: 3,30 -4 horas con levados
  Raciones: muchas!!
⥯  Dificultad: media

Ingredientes

  • 600 gr harina de fuerza
  • 130 gr azúcar
  • 110 g de leche
  • 20 gr zumo de naranja
  • 20 gr ron
  • 130 gr mantequilla
  • 4 huevos
  • 20 gr levadura fresca
  • 1 cucharadita sal
  • 100 gr pepitas de chocolate
  • 5 rodajas naranja confitada
  • 1 huevo para pincelar

Receta

Comenzamos templando la leche y añadiendo la levadura para que se disuelva y se vaya activando.

En un bol amplio ponemos los ingredientes secos: harina, azúcar y sal. Por otro lado batimos los huevos, los añadimos al bol. Añadimos también la leche con la levadura disuelta,, el zumo de naranja y el ron, mezclamos todo con una mano. Cuando la masa empiece a ser manipulable la ponemos sobre la encimera, amasamos unos minutos.

Para facilitar el amasado vamos a dejar reposar la masa donde está unos 10′. Pasado ese tiempo podemos amasar de seguido durante 15′ (lo que cansa y aburre bastante) o podemos hacer 2 tandas más de amasado de 3 minutos dejando 10′ de descanso entre ellas. El punto ideal de amasado es cuando superamos la “prueba de la membrana”, en la foto lo veréis estupendamente. (Hacerlo en tandas cansa menos y te da tiempo a echar un ojo a tu insta o hacerte un cafetín 😉 )

Si tenemos amasadora mejor que mejor. Programa un amasado de 15′ y trabajo hecho. Viva la amasadora…Viva!!

Pasamos a poner la masa en un bol para añadir la mantequilla, la ponemos en trocitos, a punto pomada y en tres veces. Añadimos, amasamos, añadimos, amasamos…así hasta ponerla toda y que se haya integrado por completo. Es un poco engorroso al principio, pero veréis que poco a poco la masa absorbe la mantequilla. El resultado es una masa homogénea, suave y brillante. De nuevo la “prueba de la membrana” nos ha dado positivo. Yeahhhhh 😉 Por último ponemos la naranja confitada cortada a trocitos.

Ahora dejamos la masa en el bol y tapado con film, dejamos levar hasta que doble su tamaño, esto nos puede llevar 2 horas facilmente.

Cuando haya doblado de tamaño es el momento de dar forma. Aplastamos la masa para desgasificar y estiramos con el rodillo de forma rectangular. Repartimos las pepitas de chocolate por toda la superfecie. Ahora cortamos la masa en dos a lo largo, cada parte la enrollamos consiguiendo dos cilindros iguales. Entrelazamos los dos cilindros y hacemos un círculo con el resultado. Dejamos levar de nuevo hasta que doble su tamaño, esta vez será más rápido, en 1 hora estará listo.

Nos vamos al horno que habremos precalentado a 180ºC. Pincelamos el brioche con huevo batido y horneamos unos 20′. Tiene que dorarse un poquito. Una vez listo dejamos enfriar y a merendar!!

Sugerencias y consejos:

Como decimos siempre, los tiempos de levado son orientativos, depende de la temperatura que tengamos en casa puede tardar más o menos, así que para las masas siempre sin prisa 😉

Igualmente con el horno, cada horno es un mundo, echadle un ojo para ver como va. Si aún falta un rato de cocción y el brioche está muy tostado podéis taparlo con papel aluminio y así evitar que se queme.

Estás perdida con eso de la prueba de la membrana? Es cuando estiras la masa y no se rasga, en la siguiente entrada hay foto de dicho fenómeno así que ve a mirar 😉 : Brioche trenzado con fresa

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar