Compota de manzana sin azúcar

Hacer compota de manzana ha sido todo un descubrimiento. La verdad es que es algo que nunca me ha llamado la atención, tal vez porque no sabía muy bien como consumirla, y porque a mi, lo que se dice comerme una manzana a bocaos como que no me va mucho, así que no suelo tener en casa.

Hace poco nos dieron una bolsa de manzanas, olían genial y enseguida pensé en dulces para consumirlas, nos pirran los postres con manzana, las tartas sobre todo. Fue entonces cuando pensé en hacer compota por primera vez, y la verdad, ahora comprar manzanas para hacer compota se ha convertido en obligación.

La compota de manzana la uso sobre todo para el desayuno, ya sea para ponerle a unas tostadas, o para acompañar queso fresco, yogur griego…Pues si, resulta que la compota de manzana nos encanta!! Y lo mejor de todo es que no es necesario añadir azúcar para que esté deliciosa, el propio azúcar de la fruta es mas que suficiente,  así que además resulta que es light!! Y sino probadlo vosotros mismos y nos decís 😉

Compota de manzana sin azúcar

Preparación:
  Raciones:
⥯  Dificultad:

Ingredientes

  • 8 manzanas
  • 1/2 rama de canela
  • 1/2 cucharadita de cúrcuma
  • 1 limón
  • 1 vaso de agua

Receta

La receta es bien sencilla. En primer lugar pelamos las manzanas, las troceamos y las ponemos en una cazuela.

Ahora añadimos el zumo del limón, el vaso de agua, la canela y la cúrcuma.

Tapamos la cazuela y cocemos a fuego medio bajo durante 20′.

Estará lista cuando la manzana esté blandita, casi deshecha.

Podemos aplastarla con un tenedor para desmoronar los trocitos o bien pasarla por la batidora si preferimos una textura más cremosa.

Sugerencias y consejos:

Elegir manzanas maduras y de las variedades más dulces (preguntad a vuestro frutero). Realmente con el propio azúcar de la manzana a nosotras nos parece suficiente pero si se queda algo corto añadir el endulzante que más os guste.

El tiempo de cocción dependerá del tamaño en que hayamos troceado la manzana.

En un bote de cristal bien cerrado y guardado en la nevera la compota durará 2 semanas como mínimo.

GuardarGuardar