Bundt cake de crema de cacahuete

Si os gusta la crema de cacahuete tanto como a nosotras tenéis que probar este Bundt cake porque os va a encantar! Y es que hace mucho tiempo que le teníamos ganas, así que aprovechando que Ana hizo su Crema de cacahuete casera la semana pasada hemos querido sacarle partido haciendo este bizcocho.

El resultado es delicioso, un bizcocho denso, como nos gusta a nosotras, y con un intenso sabor a cacahuetes. Y la cobertura ya es que lo borda, el chocolate, trocitos de cacahuete y esas escamas de sal que le van a la perfección 😉

Vamos, que es uno de esos de repetir una y otra vez así que no os perdáis la receta.

 Bundt cake de crema de cacahuete

Preparación: 1h 30′
  Raciones: 8-12
⥯  Dificultad: baja

Ingredientes

Para decorar

  • 100 gr chocolate para postres
  • 1 cucharada de manteca de cacao (se puede sustituir por mantequilla)
  • Cacahuetes pelados sin sal
  • Sal en escamas

Receta

Empezamos precalentando el horno a 180ºC.

Batimos las mantequillas con el azúcar hasta blanquear. La mantequilla tiene que estar a blandita así que sacadla de la nevera para que esté a temperatura ambiente.

Añadimos los huevos uno a uno hasta que estén bien integrados en la mezcla.

Mezclamos el bicarbonato en la harina y tamizamos. Añadimos la harina poco a poco la la masa anterior.

Entonces añadimos la leche, mezclamos todo para que quede una masa homogénea.

Engrasamos el molde que vayamos a usar, nosotras este de Nordic Ware que nos vuelve locas. Para engrasar puedes usar un spray desenmoldante (altamente recomendable para moldes con formas) o pincelar con mantequilla. Vertemos la masa dejando que ella misma se coloque adaptándose a todos los huecos de nuestro molde. Le damos unos golpecitos sobre la encimera para que si hay alguna bulbuja de aire se vaya.

Metemos en el horno unos 50′. Para comprobar que está como siempre que se hacen bizcochos lo ideal es pincharlos con una brocheta.

Sacamos el molde y dejamos reposar 10′. ( Esto es una recomendación de la marca que asegura que así se desmolda solo sin riesgo a que se pegue ni rompa, y es verdad de la buena)

Pasados esos 10 minutos le damos la vuelta al molde y vòala, el bizcocho se desliza solo sobre la rejilla 😉 Dejamos enfriar bien antes de decorar.

Para decorar fundimos el chocolate troceado en el microondas en tandas de 20 segundos, removemos entre tanda y tanda. Cuando esté fundido añadimos la manteca de cacao y dejamos que se funda removiendo con una cuchara. Una vez listo lo vertemos sobre el bizcocho y le añadimos unos cacahuetes picados y unas escamas de sal.

Sugerencias y consejos:

La manteca de cacao es sólida por lo que si la usamos con el chocolate conseguimos una cobertura de chocolate durita.

El bizcocho se puede congelar perfectamente, pero mejor sin la cobertura de chocolate. En ese caso envolver muy bien con film para que no tome sabores extraños.

La sal es totalmente opcional pero le da un toque buenísimo. Nosotras teníamos cacahuetes sin sal y por eso se la hemos añadido en escamas, si tus cacahuetes son salados no necesitas añadir la sal a parte.

Thanks!

¡¡Entra en nuestra cocina!!

Si quieres que te informemos de todas las novedades de nuestra cocina, suscríbete y te mantendremos al día.

¡Venga, quiero suscribirme!