Pollo a la andaluza

No es nada nuevo que nos encanta el cocinero Jamie Oliver, es un secreto a voces! En un libro que tenemos sugiere hacer un pollo a la andaluza, no sabemos exactamente el concepto de “andaluza” que tiene Jamie, pero la verdad nos ha sorprendido. Esta receta tiene sabor potente y el pollo queda súper tierno, sin duda podría ser un pollo a la andaluza andalúz 😉 Además es bien fácil de hacer… adelante!

Si os gustan las recetas con pollo haz click aquí y descubre todas nuestras recetas con el pollo como protagonista.

Pollo a la andaluza

Preparación: 60′
Raciones: 4
Dificultad: baja

Ingredientes

  • 8 contramuslos de pollo deshuesados 0 sin deshuesar 😉
  • 1 cebolla
  • 6 anchoas
  • 4 dientes de ajo
  • 400 gr de tomates enteros de lata
  • 2 hojitas de laurel
  • 400 ml de caldo
  • 100 ml de vino blanco
  • 1 pimiento rojo grande
  • 1 cucharada de alcaparras
  • romero
  • sal + pimienta

Receta

En una cacerola con un chorrito de aceite y el fuego bien caliente doramos el pollo salpimentado, una vez listo reservamos. Mientras doramos el pollo vamos a preparar el resto de ingredientes, tendremos que picar la cebolla, las anchoas, los ajitos, y el pimiento rojo. Si lo tenemos todo preparado será más rápido y fácil.

En la misma cacerola donde hemos dorado el pollo añadimos la cebolla y doramos 6-8 minutos hasta que empiece a pocharse, ahora incorporamos las anchoas y los ajos. Removemos bien para que cojan algo de color tan sólo durante 3 minutos. Añade ahora los tomates, salpimenta y con ayuda de tu cuchara o paleta de cocina trocea un poco el tomate. Incorpora el laurel y un poquito de romero. Deja todo durante 5 minutos a fuego medio. En la fotito de arriba que ilustra este paso se nos han colado algunas tiras de pimiento rojo 😉

 

Pasado este tiempo volvemos a meter el pollo de nuevo junto con el caldo, el vino y el pimiento rojo troceado en tiras finitas. Dejaremos que se cocine tapado a fuego medio durante 40 minutos o hasta que el pollo esté tierno, los últimos 10 minutos destapa y sube el fuego para que se evapore un poco el caldo. Una vez apartado, añade una cucharada de alcaparras… prueba de sal y a comer!