Falafel de espinacas

En otra ocasión os publicamos como hacer falafel, aquí tenéis la receta básica que nunca falla y siempre queda perfecta. En esta ocasión os damos una variante con hojas de espinacas, sin duda están buenísimos estos falafel. Lo mejor de todo es que los puedes preparar en casa facilmente y sin apenas tiempo, adelante!

Falafel con espinacas

Preparación: 30′
Raciones: 4 personas
Dificultad: baja

Ingredientes

  • 250 gr de garbanzos remojados
  • dos puñados de espinacas frescas no cocidas
  • 2 cucharadas de harina
  • 1 huevo batido
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cucharada de comino molido
  • dos cucharadas de cilantro y perejil fresco picado
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato sódico
  • 1/2 cucharada de café de levadura química
  • 1/2 cebolla troceada
  • 1 cucharada sopera de sesamo
  • sal al gusto

Receta

Para hacer el falafel tenemos que dejar los garbanzos en remojo desde la noche anterior, esto es muy importante. En algunos supermercados venden en la zona de congelados bolsas de garbanzos en remojo. Si no los dejamos en remojo toda la noche, el garbanzo no se cocinará y quedará algo crudo por dentro.

Para empezar tenemos que poner en la picadora todos los ingredientes que hemos citado antes, menos el huevo, la levadura y la harina. Tenemos que triturar hasta obtener una mezcla fina, una vez así añadimos las hojas de espinacas frescas. Nosotras hemos añadido dos puñados generosos de ellas y se ha quedado con un verde perfecto! Ahora tan solo tenemos que integrar a esto los ingredientes que faltan, mezclar bien y ya tendremos una masa perfecta y lista para ser usada.

Para darles forma hemos usado un par de cucharas, que salgan mejor o peor ya depende de vuestras habilidades, yo los he hecho con forma de croquetas pero menos largo 😉 Según vayas formando los falafel con la cuchara lo iremos dejando directamente en el aceite caliente hasta que estén dorados. ¡Qué fácil!

Sugerencias y consejos:

Para darles un toque diferente, podéis poner en un cuenco unas cucharadas de sésamo. Añadir el falafel después de darle forma y mover energéticamente el cuenco, para que el sésamo se quede pegado en el falafel.

Yo suelo preparar el doble, fríos también están ¡muy ricos!