Tarta de manzana espiral con pasta filo

Vivan las tartas de manzana!! Estas junto con las de queso, of course, son nuestras favoritas 🙂 Y es que se pueden hacer de muchas maneras, y todas y cada una de ellas nos encantan! La de hoy es una receta muy sencilla, usaremos pasta filo para hacer una espiral rellena de manzana que habremos cocinado con azúcar moreno y canela, suena bien verdad?

Pues el resultado es una tarta super crujiente por fuera y jugosa a muerte por dentro. Si te gustan las tartas de manzana no te puedes perder esta ricura tan original. Además queremos aprovechar para que veáis otras tartas de manzana maravillosas, os dejamos nuestro repertorio para que elijáis la que más os guste: Tartas de manzana (tenemos una austriaca, una alemana, otras clásicas…)

 Tarta de manzana espiral con pasta filo

Preparación: 1 h 30′
  Raciones: 6
⥯  Dificultad: media-baja

Ingredientes

  • 6 manzanas pequeñas
  • 2 cucharadas de azúcar moreno + un puñadito más
  • 1 cucharadita canela en polvo
  • 1 limón
  • 1 paquete de pasta filo
  • 70 gr de mantequilla
  • nueces picadas

Receta

Pelamos y descorazonamos las manzanas. Las cortamos en trocitos y las ponemos en una olla con las dos cucharadas de azúcar moreno, la canela, la piel del limón y un chorrito de zumo del limón. Cocemos durante 10′ tapado y después 5′ más sin la tapa. Reservamos.

Abrimos el paquete de pasta filo y extendemos las láminas haciendo una tira larga de 4 láminas y poniendo encima 2 o 3 capas más, según tenga el paquete. Entre lámina y lámina tenemos que pincelar con mantequilla fundida. Acabamos con un pincelado de mantequilla y espolvoreando con un puñadito de azúcar moreno.

Ahora distribuimos la manzana a todo lo largo y a dos centímetros del borde. Enrollamos la masa con cuidado de que no se rompa haciendo un cilindro super largo. Presionamos un poco para que quede por igualado.

Después hacemos una espiral con el cilindro de pasta filo. Ponemos la espiral en un molde y pincelamos de nuevo con mantequilla fundida. Repartimos unas nueces picaditas por encima.

Listo, nos vamos al horno!! Horneamos durante 25-30′ a 180º, tiene que quedar doradito

Sacamos, esperamos que temple y ….a merendar!

 

Sugerencias y consejos:

Esta tarta es ideal para comerla templada, así apreciaremos el toque crujiente al 100% Fría también estará deliciosa así que como os apetezca 😉

No Comments