Requesón casero

La primera vez que hice requesón fue por curiosidad, y después me pregunté qué hacer con él. Ahora es al contrario, se me ocurren un montón de maneras de utilizarlo: para rellenos, para postres… Al llevar un poco de nata el resultado es muy cremoso, ¿y si lo mezclamos con algún que otro ingrediente y hacemos quesos untables?

¿No sabes que hacer con el requesón? Aquí te damos ideas.

lacucharazul_requeson1    lacucharazul_requeson2

Ideas tenemos muchas, pero esta semana os presentaremos dos recetas que llevan requesón, una dulce y una salada. Así que id pensando cuando lo vais a hacer!!!

Requesón casero

Preparación: 5′ + reposo
  Raciones: 300 gr
⥯  Dificultad: muy baja

Ingredientes

  • 1 litro de leche entera
  • 200 ml nata líquida
  • 6 cucharadas de vinagre de manzana, de arroz o zumo de limón
  • sal

Receta

Ponemos a calentar un cazo con la leche, la nata y una pizca de sal. Cuando esté caliente, sin llegar a hervir, añadimos el vinagre cucharada a cucharada. Cocemos la mezcla durante un minuto aproximadamente sin parar de remover. Veremos que la leche se separa en dos partes. Por un lado la parte sólida, el requesón, y por otro lado la parte líquida, el suero de leche, de color amarillento.

Apartamos del fuego y dejamos que se enfríe completamente en el cazo. Una vez frío cogemos un bol, encima ponemos un colador, y encima del colador un trapo fino y bien limpio. Vertemos el contenido del cazo, de manera que el requesón quedará recogido en el trapo mientras el suero de leche se filtra a través de él y cae directamente al bol.

Ahora hay que escurrirlo bien. Cogemos el trapo, lo cerramos por arriba y presionamos con las manos. Después lo dejamos suspendido para que siga cayendo  el suero durante unas horas. Ya lo podemos guardar en la nevera hasta su uso.

Sugerencias y consejos:

Como lo he hecho varias veces he probado de diferentes maneras. La primera fue sin nata, sólo leche entera. Está bien, pero menos cremoso. En otra ocasión probé con leche desnatada, gran error, en la leche desnatada no hay más que agua…no sale nada de requesón. Para mi gusto, la que os explico, es la mejor forma de hacerlo.

El suero de leche resultante no lo tiréis. Se puede utilizar para hacer panes o bizcochos, como sustituto de agua, leche, yogur….por cierto, se puede congelar sin problema.

Suscríbete a nuestra cocina

La Cuchara Azul te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Ana Chamorro Molina como responsable de esta web y no se cederán a terceros, salvo en los casos en que exista una obligación legal. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para enviarte nuestras publicaciones, promociones de productos y/o servicios y recursos exclusivos (Newsletter). La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Mailchimp (proveedor de email marketing) a través de su empresa The Rocket Science Group LLC, ubicada en EEUU. Mailchimp está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, cuya información está disponible aquí, aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Ver política de privacidad de Mailchimp. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en lacucharazul@gmail.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.