Palitos de calabacín crujiente al horno

Esta receta es un ejemplo de como comer verduras rebozadas, doradas y crujientes sin necesidad de freír. Usando el horno conseguimos un resultado estupendo y mucho más ligero, ya que no usamos nada de aceite. Si no lo habéis hecho nunca…¿A que esperáis?

lacucharazul_palitos_calabacin_horno

Palitos de calabacín crujiente al horno

Preparación: 35′
  Raciones: 12 unidades
⥯  Dificultad: baja

Ingredientes

  • 1 calabacín grande
  • 1 huevo
  • harina
  • 4 cucharadas pan rallado
  • 1 cucharada perejil
  • 1 cucharada ajo en polvo
  • 1 cucharada queso parmesano rallado
  • 1 cucharadita sal

Receta

Precalentamos el horno a 250ºC. Pelamos el calabacín y lo cortamos en tres trozos. Éstos a su vez los cortamos a lo largo en dos, y cada trozo de nuevo a lo largo en dos. De manera que nos salen 4 bastones por cada trozo de calabacín.

En un bol ponemos el pan rallado, el perejil, el ajo, el queso y la sal, mezclamos bien.

En otro bol ponemos el huevo batido, y en un tercero  pondremos la harina.

Es hora de empanar nuestros bastones de calabacín. Primero los pasamos por harina, después por huevo y por ultimo por nuestra mezcla de pan rallado y especias. Los vamos poniendo sobre la bandeja del horno, separados entre sí.

Los horneamos durante unos 20′ más o menos. Servir calentitos para que el exterior esté crujiente

Sugerencias y consejos:

Si no disponemos de horno o simplemente lo preferimos así, podemos freírlos en aceite bien caliente. Pero de éste modo quedan mucho más ligeros, y además muy crujientes.

Probad con otras verduras, eso si, no todas tardan lo mismo en hacerse en el horno, así que tenedlo en cuenta.

 

Thanks!

¡¡Entra en nuestra cocina!!

Si quieres que te informemos de todas las novedades de nuestra cocina, suscríbete y te mantendremos al día.

¡Venga, quiero suscribirme!