Lasaña espinacas y atún

Creo que no podría vivir sin horno. Bueno si, he vivido sin él, pero le he echado de menos… El caso es que en esta receta tan estupenda, la lasaña de espinacas y atún, el horno no tiene especial protagonismo, pero el toque final , el gratinado, no sería posible sin él. Me encanta todo lo gratinado, ¿será porque me muero por el queso?

Pues sí, esta lasaña está buenísima. Es fácil  y, como siempre, hago cantidad de más para congelar que de paso me saca de algún apuro, o muchos, puesto que los lunes suele ser el día de: ¿y que comemos hoy? ¡Pues lasaña de espinacas!

 

Vayamos con la receta.

Lasaña de espinacas y atún

Preparación: 45′
◷   Raciones: 4
⥯  Dificultad: media
Ingredientes

  • 300 gr espinacas
  • 1 cebolla mediana
  • 2 latas de atún en aceite
  • 500 ml salsa bechamel
  • 1 paquete de pasta para lasaña
  • salsa de tomate
  • queso
  • aceite de oliva
  • sal

Receta

Empecemos con el relleno. En una olla ponemos sal y agua, cuando empiece a hervir añadimos las espinacas, y las dejamos unos minutos. Cuando estén cocidas las escurrimos bien y las reservamos.

Por otro lado, en una sartén con un chorrito de aceite de oliva, añadimos la cebolla troceada y la rehogamos hasta que esté blandita. Será entonces cuando incorporemos las espinacas escurridas y seguiremos rehogando hasta que suelten todo el agua. Ahora ponemos el atún, al que le hemos quitado el máximo de aceite posible. Mezclamos unos segundos para que se integre todo bien y le añadimos la mitad de la salsa bechamel que tenemos preparada. Reservamos la otra mitad para poner por encima. Si no sabes como hacer la salsa bechamel puedes ver la receta aquí.

Ahora preparamos la pasta de lasaña según las indicaciones del fabricante. Si puedes elegir, te aconsejo la pasta pre-cocida. Ésto te ahorrará trabajo y,  lo más importante, evitarás que se pegue o se rompa, cosa muy habitual.

¡Llegó el momento del montar la lasaña! En una bandeja de horno ponemos un poco de bechamel en el fondo, esto servirá para evitar que la pasta se pegue al molde. Empezamos con una capa de pasta, seguido de una capa del relleno que hemos preparado y así sucesivamente hasta acabar con la pasta y el relleno. La última capa debe ser de pasta.

Para acabar, ponemos un poco de salsa de tomate sobre la pasta y cubrimos con la bechamel. Si queréis ver como hacer la salsa de tomate frito pinchad aquí. Rallamos bastante queso, el que más nos guste, y se gratina hasta que quede doradito.

¡A disfrutar!

Suscríbete a nuestra cocina

La Cuchara Azul te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Ana Chamorro Molina como responsable de esta web y no se cederán a terceros, salvo en los casos en que exista una obligación legal. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para enviarte nuestras publicaciones, promociones de productos y/o servicios y recursos exclusivos (Newsletter). La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Mailchimp (proveedor de email marketing) a través de su empresa The Rocket Science Group LLC, ubicada en EEUU. Mailchimp está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, cuya información está disponible aquí, aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Ver política de privacidad de Mailchimp. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en lacucharazul@gmail.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.