Lasaña de berenjena sin bechamel

Hola a todos! Con esta receta hemos pretendido realizar una lasaña un poco más ligera que las tradicionales. Cuando pensamos en lasañas nos viene a la mente un gratinado con bechamel y queso, dorado y humeante…delicioso. Pero esta vez no toca no, esta vez haremos una versión menos calórica y con más verdura, en esta caso con berenjena.

En vez del queso tierno que usaríamos en una lasaña tradicional vamos a usar trocitos de queso fresco en salmuera (es parecido al queso feta) que es un queso con la mitad de calorías prácticamente. Además usaremos un poco de pan rallado, de esta forma tenemos el toque dorado y crujiente que le falta. La de hoy es una receta muy sencilla para cualquier día de la semana y muy completa además, ya que tenemos todo lo que necesitamos para que un plato sea completo: hidratos de carbono, verduras y carne.

Dicho esto nos vamos a la cocina 😉

Lasaña de berenjena

Preparación: 1 h
  Raciones: 3-4 personas
⥯  Dificultad: baja

Ingredientes

  • 1 paquete de lasaña precocida
  • 2 berenjenas pequeñas
  • salsa boloñesa
  • 125 gr queso fresco en salmuera
  • aceite de oliva
  • pan rallado
  • pimienta
  • sal

Receta

Empezamos quitando el amargor a las berenjenas. Para esto la cortamos a lo largo en láminas, las extendemos sobre una bandeja y les añadimos sal por encima, sin miedo porque después se la quitaremos. La sal hará que sude y con ello eliminamos el amargor. Dejamos reposar una media hora.

Mientras tanto podemos preparar la salsa boloñesa. Nosotras ya la teníamos preparada así que os dejamos la receta de la boloñesa aquí para que veáis como se hace.

Pasado el tiempo de reposo de la berenjena vamos a quitarle el exceso de sal lavándolas bajo el grifo. Según las vamos lavando las ponemos en la bandeja del horno extendidas. Pincelamos las berenjenas con un poco de aceite de oliva y metemos en el horno en función grill unos 10 o 15 minutos, estad pendientes que dependerá de vuestro horno y del grosor de las lonchas de berenjena.

Tan solo nos falta preparar las láminas de pasta. Cogemos un bol amplio y llenadlo de agua muy muy caliente. Ponemos las láminas una a una en el agua y las dejamos sumergidas durante unos minutos, 10 o 15.

Ya tenemos todo listo, ahora montaremos la lasaña. En la base ponemos un par de cucharadas de salsa boloñesa y tres cubrimos con la pasta, encima ponemos de nuevo boloñesa, unos trocitos de queso y la berenjena asada. Volvemos a cubrir con pasta, salsa boloñesa, queso y berenjena, así hasta acabar con todos los ingredientes.

Al final espolvoreamos con un poco de pan rallado y al horno. Tendremos unos 15 minutos calor arriba y abajo para que se caliente el conjunto y después n unos minutos más solo al grill para que se dore.

Una ensalada para acompañar y listo!!

Sugerencias y consejos:

Para convertir esta receta en una receta mega rápida podéis usar una salsa de tomate ya hecha, ya sea boloñesa o no. Nosotras no solemos consumirlas a menudo pero es cierto que de vez en cuando te sacan de un apuro.

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar