Cheesecake de Lemon Curd

Bueno pues aquí está la receta de la que os hablaba ayer en Instagram, una Cheesecake con Lemon Curd que quita el sentido de lo buena que está. Y es que es una combinación deliciosa la verdad, la cremosidad de esta tarta con la dulce acidez del lemon curd…ains, que rico.

Pues bien, a lo que vamos. Por un lado tenemos que hacer la crema de limón o lemon curd, si podéis hacedla el día de antes porque necesitamos que esté fría antes de usarla y así no tendremos que esperar. Otra cosa, hay muchas recetas de lemon curd, cada cual con su particularidad. Esta en concreto lleva mucho huevo porque es el espesante. Tenemos otra receta, la que usamos el día que hicimos el siguiente Lemon Pie, en este caso la receta lleva menos huevo porque lleva maicena, el espesante. Total, que se pueden hacer de dos maneras y ambas super ricas, ya a vuestra elección.

Por otro lado deciros que el lemon curd aguanta en la nevera en un bote bien cerradito bastante tiempo, dicen que un mes, aunque en casa nos lo zampamos antes de comprobarlo la verdad 🙂 Os sobrará lemon curd en esta receta pero yo no haría menos, realmente vamos a usar bastante y lo que sobre será ideal para comerlo con yogur, que nos haga de cobertura para un bizcochito…piensa que tienes muchos días para gastarlo.

Pero ojo, que la protagonista es la Cheesecake!!! Suave, cremosa… de lo mejorcito que hayas probado.

Bueno no me enrollo más, os dejo la receta 😉

Cheesecake de Lemon Curd

Preparación: –
  Raciones: –
⥯  Dificultad: –

Ingredientes

Para el Lemon Curd

  • 300 ml zumo de limón
  • 9 huevos L
  • 150 gr mantequilla
  • 300 azúcar
  • Ralladura de 3 limones

Para la cheesecake

  • 600 gr queso crema
  • 280 nata
  • 250 gr lemon curd
  • 4 huevos L
  • 15 gr maicena (una cucharada rasa)
  • 2 cucharadas de azúcar

Receta

Vamos a empezar con el Lemon Curd para que se enfríe antes de usarlo. En primer lugar preparamos el zumo de limón y rallamos 3 limones, lo ponemos en un cazo. A continuación batimos los huevos muy bien con el azúcar. Vertemos los huevos en el cazo y llevamos al fuego, cocinaremos a fuego lento hasta que la mezcla haya espesado sin parar de remover con unas varillas. Cuando haya espesado ponemos la mantequilla y batimos todo junto para que quede bien integrado. Apartamos, ponemos film «a piel», es decir, tocando la superficie de la crema para que no salga costra y esperamos que enfríe.

Pasamos a elaborar la Cheesecake, más fácil imposible. En un vaso de batidora ponemos todos los ingredientes y batimos bien. Vertemos la mezcla en un molde previamente engrasado y al horno ya caliente! Horneamos a 220º durante 50 minutos aproximadamente. Estará en el momento que toda la superficie esté inflada y dorada.

Apartamos y dejamos enfriar a temperatura amiente y después en la nevera. En el momento de consumir desmoldamos y cubrimos la tarta con lemon curd a demanda. Tened en cuenta que tiene un sabor muy potente que se puede comer el sabor de la tarta de queso así que para empezar poned una capa finita 😉

Sugerencias y consejos:

Hemos usado un molde de 22 cm desmontable y forrado de papel de horno.

Pondremos la cobertura cuando  vayamos a consumir la tarta.

Thanks!

¡¡Entra en nuestra cocina!!

Si quieres que te informemos de todas las novedades de nuestra cocina, suscríbete y te mantendremos al día.

¡Venga, quiero suscribirme!