Genovés de Té macha con cremoso de coco

En casa teníamos muchas ganas de preparar un postre vistoso con té macha. Nuestra madre ya tenía una idea en mente, así que en una visita a Málaga nos pusimos manos a la obra. No estabamos seguras del resultado ya que nunca ninguna de las 3 habíamos probado este té de color verde tan intenso. Por lo que decidimos que sería el ingrediente principal de nuestra receta de hoy.

Para variar en esta receta no hemos usado nata o alguna crema con base de huevo para rellenar nuestro genovés. Hemos querido probar algo muy especial, una crema de coco. La leche de coco, cuando está en frío se divide en dos capas, la capa superior siempre queda toda la grasa y debajo los líquidos. Pues bien, ¿sabéis que se puede montar la grasa del coco? ¿Y el resultado? ¡Delicioso!

Genovés de Té macha con cremoso de coco

Preparación: 30′
Raciones: 2
Dificultad: baja

Ingredientes

Para el bizcocho genovés de té macha:

  • 3 huevos
  • 2 cucharadas de té macha
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 4 cucharadas de azúcar (para montar las claras)
  • 4 cucharadas de leche
  • 2 cucharadas de aceite de girasol
  • 60 gr de harina común

Para la crema de coco montada:

  • una lata de leche de coco
  • 1 cucharada de azúcar glass

Receta

Esto va a ser la bomba, comenzamos!!

Primero es el turno del genovés, es un bizcocho básico y fácil. Separa las claras de las yemas de los 3 huevos. Por un lado en un bol poner las yemas junto con las 2 cucharadas de azúcar, batir bien hasta que quede espumoso, incorpora ahora la leche y el aceite, vuelve a mezclar. Con ayuda de un tamiz añade ahora la harina y el té macha. La mezcla resultante no ha de ser espesa, aunque tened en cuenta que aún no está acabada.

Por otro lado monta las claras junto con las 4 cucharadas de azúcar. Una vez en montadas totalmente incorporar a la mezcla anterior en dos veces con la ayuda de una lengua de cocina. Al hacerlo tened cuidado y hacerlo con movimientos envolventes, para no bajar el merengue.

Forrar un molde con papel vegetal y añadir la masa, una vez hecho soltar un par de veces el molde sobre la encimera para que salgan las burbujitas de aire. Hornear durante 20 minutos a 180ºC o hasta que al pinchar con un cuchillo salga seco. Dejar enfriar por completo.

Una vez que tengamos el genovés totalmente frío vamos a preparar el relleno. Para ello hay que meter la lata de leche de coco abierta ,sin la tapa en la nevera toda una noche de antes. De esta manera tendremos toda la grasa de la leche bien separada. Cuando queramos montarla tan sólo bastará con coger la capa superior con una cucharada, que pondremos directamente en un bol para montarla con unas barillas de cocina eléctricas. Cuando la nata esté casi montada le añadiremos el azúcar y seguiremos montando. Una vez listo metemos la crema de coco en una manga pastelera con vuestra boquilla preferida.

Para el montaje tendremos que disponer del bizcocho cortado de la forma que más os guste. Nosotras le hemos dado un corte clásico rectangular, pero podéis usar un cortador redondo por ejemplo. Cuando ya tengamos nuestro bizcocho genovés cortado lo rellenaremos con la crema, taparemos con otra capa de bizcocho y decoraremos con azúcar glass. Y listo para devorar!!

GuardarGuardar

No Comments